entrevista
Júlia Farré
 

Júlia Farré es nutricionista y cuenta con una larga experiencia como profesional de la salud. En 2011 empezó a combinar su actividad profesional con la divulgación de contenidos sobre nutrición, algo que ha dado lugar a que participe en diversos programas de televisión como "Saber Vivir" de TVE, "Eso cómo se come" en La 2 de TVE, entre otros, aportando consejos e información sobre salud.

Además, Júlia Farré tiene muy claro que tener una buena presencia online es, a día de hoy, algo primordial en el mundo en el que vivimos. Por eso, trabaja su posicionamiento online para aparecer en las primeras posiciones de Google y de páginas especializadas como Doctoralia, ofreciendo a los pacientes la posibilidad de reservar cita online. Al hacer búsquedas en Google, tanto la página web de su centro como la suya como nutricionista aparecen en las primeras posiciones y, en ambas páginas cuenta con un blog donde ofrece información diversa y consejos sobre nutrición. 

 Júlia Farré tiene su centro de nutrición en Barcelona, donde realizan dietas personalizadas para todo tipo de personas: deportistas, personas que quieren subir o bajar de peso, personas con problemas de salud, etc. En su centro, trabajan a partir de la educación alimentaria y motivando el cambio de hábitos alimentarios. Además, cuentan con un equipo de apoyo desde el punto de vista psiconutricional que ayudan a gestionar casos de ansiedad, atracones y diversos problemas relacionados.

Hemos hablado con ella para que nos cuente su experiencia en el mundo online como profesional de la salud y ver qué consejos ofrece a otros especialistas que todavía no han empezado a trabajar su presencia en Internet.

“La reserva de cita online de Doctoralia es muy fácil de gestionar. Cuanto más fácil se lo pongamos a los pacientes para concertar una visita, mucho mejor.”
¿Qué le diría a un profesional que todavía no tiene una buena presencia en Internet?

Considero que cualquier profesional de la salud tiene que mostrar qué es lo que hace, porque vivimos en un mundo en el que, quieras o no, todo el mundo acaba buscando en Internet qué le pasa sobre su patología, su situación y qué profesional es mejor sobre su sector o sobre lo que le pasa para tratarse. Por eso, el boca-oreja o lo que se hacía antiguamente de qué médico te ha ido mejor o peor… se sigue haciendo pero, la mayoría de gente a lo mejor no conoce a nadie con su mismo problema a quien preguntar a qué especialista ha acudido. Por lo que ese tipo de consultas las acaban realizando a través de internet, en foros, opiniones e incluso grupos de facebook para saber dónde ha ido la gente y qué resultados han tenido. De hecho, yo creo que es básico estar en Internet. Incluso, hay profesionales que están en Internet sin ellos saberlo, porque los pacientes hablan de ellos. Así que lo mejor es estar en Internet y poder mostrar qué servicios da y cómo trabaja y también poder ver qué se dice de uno en la red.

¿Cómo cree que puede ayudar a un especialista de la salud mostrar la experiencia de sus pacientes a través de Internet?

Muchísimo. Una de las preguntas que le hago a los pacientes cuando llegan a mi consulta es “cómo me han conocido”. Hay gente que viene recomendada, otros que me han buscado por Internet, gente que le ha derivado otro médico pero hay muchísima gente que me dice que leyeron opiniones sobre mí, que les había gustado lo que se decía de mí en Internet y que eso les había convencido para venir a mi consulta. Al final, te das cuenta de que mucha gente ha venido a visitarse a tu consulta y no a la de otro nutricionista por las opiniones que ha leído sobre el trabajo que realizo. Para mí es muy importante pedir opiniones a los pacientes, no solo para que otros pacientes lo lean y puedan venir a tu consulta si no porque también es bonito cuando, al final del tratamiento, dejan un resumen o una opinión de cómo les ha ido, de cómo se han sentido cuando han estado en tus manos y es algo muy gratificante.

Parece que para usted es importante ponérselo fácil a los pacientes para que contacten a través de cualquier vía. ¿Cree que eso es realmente tan importante?

Por supuesto. Una web puede ser muy bonita o poco bonita, pero tienes que ser capaz de encontrar lo que estás buscando. Y no puede ser que una persona tenga que ir buscando entre pestañas y pestañas o al final de todo de la web para encontrar nuestro contacto. Se lo tenemos que poner fácil porque al final, lo que queremos es que nos llamen o que reserven una cita con nosotros.

“Cuanto más compartas lo que haces, más nombre te ganas, más te conoce la gente y más sabrá la gente sobre lo que haces”
¿Qué le diría a un profesional de la salud que no escribe contenido sobre su especialidad en Internet?

Para mí, el marketing de contenidos o publicar contenidos en Internet es básico. Mucha gente, sobre todo profesionales de la salud (y no solo en el mundo de la nutrición, si no en general), piensan que poner sus conocimientos gratis en Internet va a hacer que la gente ya no les consulte porque ya tienen la respuesta que buscaban o que otros profesionales que son “competencia” les van a copiar y van a ver cuáles son tus conocimientos y no lo quieren compartir… Yo creo que hoy en día, en el mundo en el que vivimos, esto no tiene sentido. Cuanto más compartas lo que haces, más nombre te ganas, más te conoce la gente, más sabrá la gente sobre lo que haces y si, alguien te quiere ver como experto en algo, tienes que demostrarle que realmente sabes sobre ese tema. Por lo tanto, compartir contenidos en la red sobre tu trabajo, para mí, es uno de los pilares básicos.

¿Diría que usar herramientas del siglo XXI le ayuda a estar más cerca de pacientes a los que no podría llegar de otra forma?

Por supuesto. Es cierto que no todas las consultas se pueden hacer de forma online pero, por suerte, la consulta del dietista/nutricionista sí la podemos hacer si hay confianza con el paciente. No los podemos pesar nosotros, ni medir nosotros, ni saber exactamente su porcentaje de grasa pero, para el trabajo que hacemos de educación nutricional nos basta con que la persona se pueda pesar en su casa o en la farmacia de vez en cuando. Y eso no es un inconveniente. Lo que nos permiten las visitas online es poder llegar a muchas personas que no pueden venir a nuestra consulta ya sea por problemas de movilidad, por enfermedades o que viven en otras partes de España o del mundo donde no existe el servicio que nosotros ofrecemos y, por lo tanto, pueden acceder a estos servicios sin necesidad de desplazarse ni coger transporte… Yo creo que es una gran ventaja. También es verdad que si no estuviéramos en Internet, seguramente, este servicio no lo ofreceríamos porque esta gente no llegaría a conocernos. Porque es un negocio local que, en nuestro caso, está situado en Barcelona. Pero al estar en la red, pues llegas a personas de otros lugares que están interesados en lo que hacemos y ahí es donde encontramos una nueva vía de negocio.

¿Cómo animaría a dar el primer paso en la construcción de su reputación online a un profesional que todavía no se ha atrevido a empezar?

Cada uno lo puede hacer de maneras distintas. Yo considero que lo más sencillo es empezar con un blog donde puedas escribir y divulgar sobre los temas que sean de tu especialidad. También tener alguna red profesional, no mezclarla con las fotos de las vacaciones. No hace falta estar en todas las redes sociales pero, por ejemplo, también se puede entrar en grupos de Facebook o comunidades de Facebook donde hay personas con un mismo problema o dudas y ayudarles dándoles respuestas allí. Y cómo no, darte de alta en plataformas como Doctoralia, donde tienes una plantilla y te lo ponen fácil para compartir tus contenidos, estar con pacientes que tienen dudas… es decir, tú puedes hacer muchas cosas o bien aprovecharte de las herramientas que existen para darte a conocer.

¿Qué le llevó a decidir contratar un perfil Premium en Doctoralia y cómo ha sido su experiencia hasta ahora?

Mi primer perfil en Doctoralia no lo hice yo, me lo hicieron en uno de los trabajos en los que estaba. Yo en ese momento no sabía de su existencia ni sobre la repercusión que podría llegar a tener y empecé a ver que muchos de mis pacientes me habían encontrado a través del perfil de Doctoralia, que habían leído las opiniones… y entonces pensé que realmente era algo de gran utilidad. Hace más de un año que decidí hacerme el perfil Premium porque es una manera muy fácil de que gente que realmente quiere coger hora, pueda reservar la cita de forma online, sin tener que llamar ni escribir ningún correo… y esto es algo que yo en mi página web no puedo ofrecer y, sin embargo, es algo que a través de Doctoralia es muy fácil de gestionar. Y cuanto más fácil se lo pongamos a los pacientes para concertar una visita, pues mucho mejor.

¿Tiene alguna duda? ¡Escríbanos! Le responderemos en las próximas 48h laborables. Contactar